Menú Cerrar

ZOLA Y SU MAGIA TODO TALENTO #MundoMaldini

COMPARTE EL DEPORTE

Gianfranco Zola ha sido uno de los futbolistas italiano con más talento de los últimos tiempos. Le disfrutamos en este vídeo con el Nápoles, el Parma y uno de sus partidos cumbre con la selección italiana.

Zola inició su carrera en el USD Nuorese en 1984. En 1986 se movió al Torres de la ciudad de Sassari. En 1989 le llegó el salto a la máxima categoría cuando fichó por el Nápoles de la Serie A, la juventud y talento de Zola fue una gran ayuda para el Nápoles, que gracias al liderazgo de Diego Armando Maradona, ganaría el Scudetto en 1990. Zola siempre profesó una gran admiración por el argentino e incluso declaró: «Todo cuanto sé, se lo debo a Diego». También ayudó al Nápoles a ganar la Supercopa de Italia en 1991 y ese mismo año, fue conovado para la Selección de fútbol de Italia por el seleccionador Arrigo Sacchi.

En 1993, Zola abandonó el Nápoles para fichar por el Parma, con el club parmesano, Zola ganó una Copa de la UEFA y una Copa de Italia en 1995, fue sin duda en el club azzurriamarello donde Zola se labró su gran fama de jugador de fútbol, sin embargo, Zola pronto se sintió incómodo dentro del esquema de juego del entrenador Carlo Ancelotti y decidió marcharse.

En 1996, Zola fichó por el Chelsea a cambio de 4,5 millones de libras. Debutó en un partido contra el Tottenham Hotspur. En el conjunto blue, Zola marcó goles impresionantes, como el que le marcó al legendario portero Peter Schmeichel en febrero de 1997. Con el equipo londinense, Zola ganó dos FA Cup, una Community Shield, una Carling Cup, una Supercopa de Europa y una Recopa de Europa..

En noviembre de 1997, Zola marcó su primera tripleta en un partido contra el Derby County. Durante las temporadas siguientes, Zola tuvo que compartir delantera con Jimmy Hasselbaink y Eidur Gudjohnsen.

Con la llegada del entrenador Claudio Ranieri al Chelsea, este procedió a limpiar de veteranos el club, se marcharon jugadores como Gustavo Poyet o Frank Loboeuf y Zola adquirió un rol secundario, pues Ranieri le dio más confianza al islandés Gudjohnsen. Aun así, tras un partido contra el Norwich City, Ranieri declaró: «Gianfranco lo intenta todo porque es un mago, y los magos deben intentarlo todo». Tras la temporada 2002-03 donde Zola marcó 16 goles, Zola decidió marcharse. Ese año, fue votado como el mejor jugador que había vestido la camiseta del Chelsea.


COMPARTE EL DEPORTE

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *