Menú Cerrar

ROBERTO BAGGIO, PASEN Y DISFRUTEN ¿Mejor italiano de la historia? #MundoMaldini

COMPARTE EL DEPORTE

¿Es Roberto Baggio el mejor futbolista italiano de la historia? Le disfrutamos en la Juventus donde pasó cinco temporadas. Un auténtico fenómeno. Espero que disfrutéis del vídeo y dejéis muchos comentarios y likes cracks!

Roberto Baggio (Caldogno, Vicenza; 18 de febrero de 1967) es un exfutbolista italiano que jugaba como delantero. Considerado uno de los más notables futbolistas italianos de la historia, con la Squadra Azzurra obtuvo el tercer lugar en el mundial Italia 1990 y el subcampeonato en el mundial Estados Unidos 1994. En 1993 ganó el Premio RSS al mejor futbolista del año, el Balón de Oro de Europa y el Premio FIFA World Player.

Vicenza y Fiorentina
Baggio comenzó su carrera deportiva en el Vicenza en 1982. La Fiorentina lo fichó en el año 1985; en sus años en el club viola, Baggio fue considerado por sus fanes como uno de los mejores jugadores que vistieron esa camiseta. Baggio debutó en la Serie A en el año 1986 contra la Sampdoria, marcando su primer gol en mayo de 1987 contra el Nápoles de Maradona, en el partido en el que precisamente los napolitanos ganaron su primer Scudetto.

Juventus FC
En 1990, Baggio fue adquirido por la Juventus, para desgracia de los seguidores florentinos, por 10 millones de euros, todo un récord en traspasos. Tras el traspaso, hubo incluso disturbios en las calles de Florencia. Cuando disputó su primer partido como bianconero contra la Fiorentina, Baggio se negó a lanzar un penalti, declarando: «Me he entrenado mucho con Mareggini y sabe muy bien como tiro los penaltis». En 1993, Baggio conquistó la Copa de la UEFA con la Juventus, y obtuvo también ese año el Balón de Oro y el FIFA World Player. En 1995 conquistó su primer y único Scudetto como juventino, además de la Copa de Italia.

AC Milan, Bolonia e Inter
En 1995, tras ser muy presionado por el presidente del AC Milan, Silvio Berlusconi, Baggio fichó por el club rossonero, tras recibir ofertas también del Manchester United y del Blackburn Rovers. En sus dos años como milanista, Baggio conquistó un Scudetto. Allí coincidió con otros grandes futbolistas como George Weah o Dejan Savicevic.

En 1997, Baggio fue transferido al Bolonia; en dicho club permaneció una sola temporada, ya que tras el Mundial 1998 fichó por el Inter de Milán. Baggio siempre consideró esto como una mala decisión en su carrera, ya que fue apartado de la titularidad por el entrenador Marcello Lippi. Baggio dice que fue por hacer comentarios negativos sobre su persona, además señaló que Lippi le pidió que espiara a sus compañeros a lo cual él se negó. El Inter de las temporadas 1999-2000 y 2000-2001 era un equipo de estrellas como Ronaldo, Vieri, Zamorano, Zanetti, Peruzzi, sin embargo, en la cancha los resultados no fueron los esperados. Tras solo dos temporadas como nerazzurro y debido a las malas relaciones con Lippi, Baggio decidió abandonar el club lombardo.

Brescia
En el año 2000 Baggio firmó con el Brescia. Al principio de la temporada 2001-02 consiguió 8 goles en 9 partidos, pero se lesionó del menisco y del ligamento cruzado de la pierna izquierda; debido a esta lesión, Baggio estuvo 76 días apartado de los terrenos de juego. Regresó en un partido contra uno de sus anteriores equipos: el Bologna Football Club.

Baggio mantuvo un nivel aceptable en todos sus años en el Brescia, hasta su retiro en el año 2004. Jugó su último partido en San Siro contra el AC Milan; en el minuto 88, el entrenador del Brescia decidió sustituirlo para recibir la ovación del público. Baggio se retiró habiendo marcado 205 goles en toda su carrera en la Serie A, el sexto mayor récord tras Silvio Piola, Gunnar Nordahl, Giuseppe Meazza, Francesco Totti y José Altafini. Su camiseta con el número 10 fue retirada del Brescia.

Selección
Baggio hizo 27 goles en 56 partidos con la Selección de fútbol de Italia, la cuarta cifra más alta de la historia de la azzurra. Es además el único jugador italiano que ha jugado y anotado en 3 mundiales, con un total de 9 goles, junto a Paolo Rossi, pero Baggio jamás logró ningún título con su selección.

Baggio jugó con Italia en el Mundial 1990 con el rol de suplente marcando el “gol del Mundial” contra Checoslovaquia en la fase de grupo. Con el paso del campeonato, Baggio se ganó el puesto de titular y formó una muy buena pareja junto a Salvatore Schillaci. Anotó otro gol en el partido de consolación frente Inglaterra.

Baggio llegó al Mundial 1994 como el líder de la selección azzurra, tras un decepcionante comienzo de campeonato, Baggio marcó los dos goles con los que Italia venció a Nigeria en octavos de final, después marcó uno de los goles con los que vencieron a España en cuartos (el otro gol lo anotó Dino Baggio) y también marcó los dos goles con los que los italianos vencieron a Bulgaria en semifinales. En la gran final contra Brasil erró el lanzamiento del penalti definitivo con el que los brasileños ganaron el Mundial.

En el primer partido de Italia en el Mundial 1998 contra Chile, Vieri transformó en gol un pase de Baggio y marcó de penalti el 2-2 definitivo. También marcó un gol en el partido de clasificación contra Austria. Esta vez, Italia fue eliminada en cuartos de final por Francia desde los lanzamientos de penalti, esta vez, Baggio transformó su penalti aunque a la postre no serviría de nada.

El seleccionador italiano Dino Zoff no convocó a Baggio, para la Eurocopa 2000, como tampoco lo convocó Giovanni Trapattoni para el Mundial 2002, esta decisión fue muy criticada desde Italia, demostrando que lamentablemente muy pocos futbolistas que debutaron en 1990, no lograron llegar al primer mundial del siglo XXI que fue el 2002, se quedan en 1998 como su tercer mundial después de 1994. Poco después, Baggio insinuaba su retirada definitiva de la selección al decir: «Tras dos años, he decidido quedarme en Italia, escogiendo Brescia y Mazzone que probar para intentar ganarme un puesto en el Mundial».

Jugó con la Selección de Italia desde 1988 hasta 1999, siendo convocado una última vez en el año 2004 para disputar un partido amistoso contra la Selección de España, el 28 de abril, en el Estadio Luigi Ferraris de Génova.


COMPARTE EL DEPORTE

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *